Consejos para estudiar



¡Hola a todos!

Enero está casi aquí, con ello y gracias al Plan Bolonia la época de los exámenes. Por eso hoy, como estudiante y persona ocupada, he querido hablar con vosotros de mis trucos. Quizás os sean efectivos y quizás no, depende de cada cabeza y memoria.

Espero que os sirva de ayuda.




1. Organización

Es sin duda lo más importante. Mi agenda es casi mi pareja, en ella apunto cada día lo que debo hacer y al llegar el fin de semana hago como una lista de lo que me queda por hacer para tenerlo todo listo para el lunes. Lo que voy haciendo lo subrayo para marcar que ya está hecho. Y lo que queda sin hacer, lo vuelvo a apuntar en el lunes de la siguiente semana para no perder ese punto por el camino. 

@kimmiecla

En el ordenador creo una carpeta para cada asignatura y si hay trabajos cada uno en su carpeta, la bibliografía en la suya. Todo ordenado, parece una tontería, pero te ayudará mucho.

A parte de la agenda tengo en el escritorio un calendario mensual pegado a un trozo de cartulina. En el voy apuntando los trabajos y entregas que tengo que hacer y exámenes. Así me ayuda a ver claramente los días que me quedan.


Las asignaturas las organizo en sobres de plástico con su nombre en una pegatina. Así no tengo que cargar cada día con todas las asignaturas y tengo dentro del sobre todo lo que voy imprimiendo o apuntando en clases. Cuando llega la época de estudiar los apuntes los tengo todos ordenados y redactados por mí añadiendo pdfs, power points, words y apuntes de clases. 


2. Los apuntes

No utilizo los apuntes de clase para estudiar, como he dicho copio todos los pdfs, power points, words y apuntes de clase. Los voy redactando según los voy entendiendo y así mientras los hago voy memorizando ya los términos. Suelo separarlos por temas, y si en esa asignatura hay varios bloques los separo (Ej: El bloque teórico, el bloque de ejercicios...) Personalmente no suelo subrayar mucho, algunas palabras, pero para mí tener toda la hoja llena de colores no ayuda sino que me distrae.

Sino se puede hacer diariamente ir ordenando los apuntes, lo mejor es hacerlo semanalmente. Te ahorrarás trabajo y aunque no lo parezca sabrás ya algo.

Existen herramientas como https://www.onlineocr.net/ que si pones la imagen de un libro o pdf lo genera como word para que no tengas que pasarlo directamente escribiendo, lo que te agiliza el proceso. 

También tenéis https://linguakit.com/ que puede resumir textos, pero no os lo recomiendo porque no es muy preciso.

 



3. Esquemas 

Generalmente mientras leo ya los apuntes ordenados, cojo una hoja en blanco y voy apuntando frases o palabras importantes, normalmente en la primera lectura. En la segunda lectura ya empiezo a hacer esquemas con los apuntes y lo que apunté en la hoja en blanco. Lo mejor es simplificar lo que se pueda. 

Sino los queréis hacer a mano, podéis crear los esquemas gracias a herramientas de word (Pestaña de Insertar- Smartart) También existe el programa One Note de Microsoft Office que crea notas buenas con gráficos y posibilidad de subrayados que están bastante bien.

Apuntes notas organización color esquema



4. ¡A estudiar!

Soy de las que estudian en la biblioteca, el problema es que los exámenes de enero se estudian en Navidad y me voy a mi casa, por lo tanto habilito mi mesa en mi habitación y siempre estudio ahí. Lo habréis escuchado muchas veces, pero es importante tener siempre el mismo lugar de estudio. 

Generalmente son 5 asignaturas por cuatrimestre, para no aburrirme lo que hago es que cada día le dedico tiempo a 4 diferentes. Como siempre tengo asignaturas de números lo ordeno de la siguiente manera. 

(Empiezo sobre las 9.30h)

40 minutos por la mañana de una asignatura teórica. Un descanso de 20 minutos (1º asignatura)

40 minutos por la mañana de una asignatura teórica. Un descanso de 20 minutos (1º asignatura)

40 minutos por la mañana de una asignatura con práctica. Un descanso de 20 minutos (2º asignatura)

40 minutos por la mañana de una asignatura con práctica. Un descanso de 20 minutos (2º asignatura)

(Suelo acabar a la 13.30h)

Mediodía.

(Empiezo sobre las 16.30h)

40 minutos por la tarde de una asignatura teórica. Un descanso de 20 minutos (3º asignatura)

40 minutos por la tarde de una asignatura teórica. Un descanso de 20 minutos (3º asignatura)

40 minutos por la tarde de una asignatura con práctica. Un descanso de 20 minutos (4º asignatura)

40 minutos por la tarde de una asignatura con práctica. Un descanso de 20 minutos (4º asignatura)

Tarde-Noche (Suelo acabar sobre las 20.30h. Y salgo a tomar algo, ir a la piscina o a pasear. Hay que salir de casa. No estamos incubando nada)

Este horario es que el sigo, a veces lo hago con dos asignaturas sólo, pero el tiempo que dedico como máximo por día es ese. Nunca me salto ni los 40 minutos ni los 20 de descanso. Mi cerebro tiene que descansar para que los 40 minutos sirvan de algo. 

El día que le toca a cada asignatura lo apunto en la agenda para así saber a cual debo dedicarle más tiempo. Y al finalizar la jornada de cada día pongo un post-it en donde quedé para seguir en ese punto la siguiente jornada de estudio.




5. No se estudia la noche antes del examen.

Os entiendo, yo memorizo rápido y hay asignaturas que si las resumo mucho, lo general lo puedo aprender en un día. Pero para tu cuerpo y tu mente no es bueno. No estoy de acuerdo con la memorización rápida porque para el examen te puedes acordar pero después se va de tu mente.

6. Con tiempo y dedicación lo sacarás, y sino es así, hay más oportunidades.


¡Mucha suerte y sobreviviremos todos!

10 películas que recomendar (Diciembre 2017)



¡Hola a todos!

Abro nueva sección mensual en la que os recomendaré, como bien dice el título, 10 películas cada mes. Habrá algunas que ya las habréis visto, otras que no. Como siempre, vuestros comentarios son más que bienvenidos, es lo que más me gusta de todas las entradas.


10 películas que recomendar (Diciembre 2017)


1. Les jours où je n'existe pas 



Antoine vive una peculiar existencia. Vive un día de cada dos. Un lunes se va a dormir y, a las doce de la noche, desaparece materialmente y no aparece en el mismo sitio hasta el miércoles a la misma hora. Esto hace que viva su existencia con melancolía, ansioso por no disponer de todo ese tiempo perdido. Este problema se acrecentará cuando conozca y se enamore de Clémentine, una muchacha que, como él, también vive en el barrio de Montmatre. Pero ella, claro, "vive" todos los días íntegros. (FILMAFFINITY)


2. Historias Extraordinarias



Se trata de los relatos que tienen como figuras centrales a tres forasteros, identificados cada uno con una inicial: H, X y Z, cada uno con una misión, que se irán revelando de a poco. Capítulo tras capítulo, Llinás describe lugares, situaciones, sus actitudes frente a las circunstancias y los hechos de los que son protagonistas o simples testigos, a partir de un relato en off (con las voces de Daniel Hendler, Juan Minujin y Verónica Llinás), escrito con formato literario, de manera que estos cuentos ilustrados no requieran diálogos entre los personajes. (FILMAFFINITY)


3. La culpa la tiene Fidel



Para Anna, una niña de nueve años, la vida se desarrolla apacible y confortablemente entre su escuela religiosa y la casa de sus padres, Marie y Fernando. La única sombra la representa un tío que lucha contra el franquismo en España. Es comunista y de él no se debe hablar en familia. Finalmente, la detención y la muerte de este tío, un viaje a Chile y algunos encuentros, acontecimientos cuya importancia Anna no percibe, transformarán profundamente a sus padres y enriquecerán su visión del mundo. (FILMAFFINITY)



4. Las tortugas también vuelan


Los habitantes de un campo de refugiados del Kurdistán iraquí buscan desesperadamente una antena parabólica para poder estar informados del inminente ataque americano contra Irak. Los niños del campamento, liderados por un chico al que llaman "Satélite", se dedican a la recogida y venta de minas antipersona. Nuevos refugiados llegan al lugar: un joven mutilado, su hermana y un niño pequeño. Satélite quedará prendado de la triste belleza de la joven. (FILMAFFINITY)



5. Century of Birthing



Un artista se esfuerza por terminar su trabajo. Una historia acerca de un culto le ronda en la cabeza. El fundamentalismo va a destruir el mundo. El artista destruye su musa en el proceso. Él la redime al final. (FILMAFFINITY)



6. En tierra de nadie



Guerra de Bosnia, 1993. Dos soldados de bandos distintos, un bosnio y un serbio, se encuentran atrapados entre las líneas enemigas, en tierra de nadie. Un sargento de los cascos azules de las Naciones Unidas se dispone a ayudarlos, contraviniendo las órdenes de sus superiores. Los medios de comunicación no tardan en convertir el asunto en un show mediático de carácter internacional. Mientras la tensión bélica crece y la prensa espera pacientemente nuevas noticias, los dos soldados intentarán por todos los medios salir con vida de tal situación. (FILMAFFINITY)



7. Mandarinas



En 1990, estalla la guerra en una provincia georgiana que busca la independencia. Ivo, un estonio, decide quedarse, a diferencia del resto de sus compatriotas, para ayudar a su amigo Margus con la cosecha de mandarinas. Al comenzar el conflicto, dos soldados resultan heridos delante de su casa, e Ivo se ve obligado a cuidar de ellos. (FILMAFFINITY)



8. Historias mínimas



A miles de kilómetros al sur de Buenos Aires, tres personajes viajan por las solitarias rutas de la Patagonia. Don Justo, un anciano de 80 años dueño de un bar de carretera que regenta su hijo, se ha escapado de casa para buscar a su perro desaparecido desde hace tiempo. Roberto, un viajante de comercio de 40 años, lleva una tarta para el cumpleaños del hijo de la joven viuda de uno de sus clientes. Ese mismo día María Flores, una joven de 25 años, viaja con su hija en autobús siguiendo la misma ruta. Es una mujer muy humilde que acaba de saber que ha resultado ganadora en un sorteo de un programa de TV. Cada uno viaja por su cuenta, pero como sucede en las desérticas rutas patagónicas, sus vidas y sus ilusiones se entrecruzan en los escasos paradores de la región. (FILMAFFINITY)



9. Control



Película sobre los últimos años de Ian Curtis, el enigmático cantante de la banda Joy Division e icono del post-punk inglés, hasta su trágico suicidio en 1980. Cómo le afectó el dramático conflicto entre el gran amor que sentía por su esposa y la apasionada relación con su amante, sus ataques de epilepsia, su extraordinario talento y sus arrolladoras actuaciones en directo. Mención Especial en la Cámara de Oro, Premio de la Juventud y Premio Label Europa Cinema en el Festival de Cannes. (FILMAFFINITY)



10. Nueve reinas



Buenos Aires. Juan y Marcos son dos estafadores de poca monta, uno joven y un veterano en el arte del timo, que casualmente se ven envueltos en un asunto que les puede hacer millonarios: tienen menos de un día para hacer una estafa que no puede fallar. (FILMAFFINITY)




A todos los que escuchan a Frank Sinatra



Strangers in the night exchanging glances, wondering in the night, what were the chances we'd be sharing love before the night was through(Frank Sinatra)


¡Hola a todos!

Hace tiempo que no os hablo directamente, quería decir antes que nada que he estado ocupada en mis pensamientos. Pero hoy, en medio de una canción me he acordado de vosotros. He sentido de nuevo esa sensación, extraña y confusa, de no pertenecer a lo común.

En medio de mi lista de reproducción, que es variada, salté de una canción de los 80 a Frank Sinatra, y volví a recordar eses momentos en la cocina haciendo salsa de tomate casera mientras el Something Stupid me hacía cantar hasta los tonos bajos. La compenetración de posar cada plato y parar cada acción cuando había un cambio de ritmo. Y sí, volví a ser el bicho raro.

Por eso, a todos vosotros, bichos raros, quería deciros que es maravillosa la única e irrepetible sensación de disfrutar con algo, sea música, películas o libros... Que no debe existir ningún reparo a mostrar que algo te gusta.

¿Y que decís de la emoción que hace encoger el cuerpo al escuchar el primer Moon River de la canción? La conoces, te la sabes de memoria, la cantas y la sientes. Y no existe ningún problema en ello. 



Y hay canciones que no son sensaciones sino personas, que cada palabra y sonido que las componen te recuerdan a esa persona con la que las cantabas. Para mí, Frank Sinatra, y en especial Stardust significan navidad, pese a que no me encanta esa época del año. Quiere decir cocina, comida y mi abuela preparando todo. Películas de John Wayne en la televisión del salón con mi abuelo volviéndose loco aunque se supiera el final. Mi hermano leyendo en el periódico todo lo relacionado con el fútbol, mi madre cantando villancicos y mi padre fingiendo que no le interesa la película. Y aunque falten personas su recuerdo sigue intacto.

Por eso la música de Sinatra significa hogar para mí. 



Puede que no todo el mundo pueda entender lo que significa un escritor, un libro, una película, un grupo, un cantante, una página, una escena, un director, una actriz... para ti, pero no todo es fanatismo sino relevancia al ego. Hay música que la haces tuya, canciones que describen tu vida o le ponen banda sonora a esa relación. Y no porque alguien no lo sepa ver a tu manera tiene que dejar de ser importante para ti. 

Como dice el gran himno de Sinatra, hazlo a tu manera. 


Música para vivir



“La música es la vida emocional de la mayoría de la gente”.(Leonard Cohen)


David Bowie- Slow Burn






Oasis- The Shock of the lightning





U2- Running to stand still






Antonio Vega- El sitio de mi recreo




Stromae- Tous les mêmes









A-ha- Take on me






Joan Manuel Serrat- Aquellas pequeñas cosas







Adele- River Lea






Sabina- Y sin embargo






Bon Iver- I can't make you love me






Taylor Swift ft Ed Sheeran- Everything has changed





Bob Dylan- Baby please don't go






Vetusta Morla ft. Carla Morrison- Maldita dulzura







Ed Sheeran- One






The Killers- Be Still






Los secretos- Buena Chica







The Kooks- Seaside






The Black Keys- Too Afraid to love you






Leiva- Cerca







Scorpions- You and I







Marlango- Si yo fuera otra











Carta a uno mismo


Hola,

Me desesperas. Hay veces que parece que puedes avanzar, correr, salir, gritar... Pero aún así vuelves a caerte tú sola en el hoyo. Esta situación me lleva a escribirte esta carta.

Me he reído mucho contigo, cuando tienes esas contestaciones ingeniosas y originales que sólo tú y yo escuchamos. Me he emocionado, también, cuando de ti misma sale ese cariño infinito que pareces albergar. Pero ahora ya no sé que siento respecto a ti.



No parecías negativa de todas las veces que te has chocado contra la pared, a veces, hasta te has reído de volver a hacerlo. Ahora sólo piensas y vuelves a pensar, sin salir nunca de lo racional. Me estás cansado.

¿Dónde queda esa capacidad tuya de poner la mente en blanco? Siento que se sobrecarga.



Recuerdo el día que lo admitiste, dentro de ti, que no eras todas esas cosas negativas que dices ser, que pretendías enseñar a los ajenos lo malo para que ellos descubriesen lo bueno. Parece que las palabras superaron a la razón, porque empiezas a creer lo negativo.

Yo te quiero más que nadie, te aprecio y me gustas hasta cuando te levantas con el pelo de El Rey León. Nadie más que yo te puede aconsejar ahora mismo que salgas de tu cabeza, que dejes "lo que debo" para transformarlo en "lo que puedo y quiero"... Que todas esas dudas sobre todo las transformes en intenciones.

Nadie mejor que tú sabe que tienes fuerza suficiente para afrontar una mala decisión o una buena.

Que no te coman los monstruos, niña.


Firmado: Ese toque de color blanco que habita en ti. 



X fobias


Es fácil determinar la distancia que hay entre dos cuerpos, pero no su cercanía mental.

Érase una vez en un pueblo lejano, para algunos algo cercano, vivía una adolescente atrapada en un mundo de odios e incógnitas. No creía en príncipes, calabazas, y mucho menos en que los zapatos de tacón fuesen cómodos. Escuchaba Scorpions a diario y de vez en cuando se dejaba seducir por Rammstein.



Sus amigas, aventuradas en un mundo de hombres, se preguntaban porque la chica no quería conocer a ninguno de ellos, ¿Sería lesbiana o bisexual?

Ella no sabía responder a esa pregunta, porque no conocía la respuesta. No sentía la necesidad de esa atención que las demás necesitaban del género masculino, o ellos de ellas. No deseaba que alguien le cogiese la mano y le jurase amor eterno. Sólo quería estar sola.



Tantas dudas a su alrededor le hicieron pensar que algo estaba mal en ella, que no era natural su poca preocupación por gustar o no.
Vivía en un mundo de libros y películas pero sin soñarlas. Le encantaba la información y llenarse de ella, con un libro entre las manos nunca se sentía vacía. Entre todas las páginas encontró una palabra, asexual, y empezó a creer que podría ser esa la respuesta a la pregunta que todas solían hacerle.

Ella no sabía que su anhelo no era que alguien le midiese con la palma de su mano los centímentros de su falda. Sin saberlo, quería que leyesen páginas, que supiesen descifrar la integral no inmediata de su mente,  que pisasen suelo y no nubes...

No quería fotos, ni poemas, ni flores, ni regalos, ni palabras... Quería comodidad, un poco de alegría, intentar leer su mente, descifrar sus escondites, aprender a habitar su mundo, no interferir en su vida, sólo complementar...


Que con la yema del dedo índice en su cadera encendiese la mecha para nunca apagarla. 



Pero en el mundo, aunque es grande, no se encuentra a alguien que quiera sentir chispa si no hay una princesa o príncipe en el medio.

No sexualizada



Querida mujer:

Hola, soy una como tú. Tengo 23 años y quizás poca edad, pero algo de vida para hablar.

Quiero tener esta conversación contigo desde hace tiempo. No me atrevía a hacerlo, temía inquebrantar alguna ley o escrúpulo, pero no importa, ya no.

No soy conocedora de todos los términos y vocablos de la lucha feminista. No me he leído todos los libros existentes sobre el tema. Quizás por ello no sea la más adecuada para hablar, pero, teniendo en consideración que habito en un cuerpo femenino puede que tenga alguna idea de lo que significa ser mujer.

He pasado miedo caminando sola por la calle, rezando, aún siendo atea, para que no me tocase a mí, al menos no esa noche.

He sido rechaza en trabajos por ser la única mujer y "no tener la capacidad masculina de ajuste".

Un novio se creyó que podía insultarme, golpearme y menospreciarme para hacerme inferior y débil. Pero no lo hizo, me volvió superior y fuerte. Y en cuando el primer golpe salió de su cuerpo hubo una defensa en el mío. Porque nadie tiene el derecho a maltratarme.

Me han sexualizado, creyendo tener el derecho de clasificarme físicamente, como si un artículo de exposición fuese.

Otras mujeres fueron mis peores enemigas, haciendo el término "bullying" realidad. Todo su esfuerzo trajo algún dolor, pero nada que el tiempo no limpiase.

No soy la que suele escribir discursos feministas en las redes sociales, ni la que sube fotos de sus pezones porque cree que es importante que nos dejen enseñarlos como a los hombres. No voy ligera ni llena de ropa. No quiero atención de hombres en discotecas, redes sociales o 500 me gustas masculinos. No deseo la atracción a lo físico. No soy perfecta, no pretendo serlo. No soy esclava de mi cuerpo, viviendo para el cuidado del pelo y maquillaje, me gustan mis ojeras.

No busco aprobación en esta explicación, solo deseo liberarme pese a no llevar una camiseta que ponga "Everybody should be feminist".

Soy una de vosotras, lo he sufrido casi todo, lucho cada día contra ello. Entendedme.

Espero no estar sexualizada como un objeto. Deseo ser más inteligencia que alarde de ello.

Soy mujer y respeto a las mujeres.

¿Por qué vivimos siendo definidas por un bando u otro?, ¿Por qué necesitamos defensa?

Al fin al cabo tú, que estás leyendo esto, y yo, que lo estoy escribiendo, no somos tan diferentes, ¿O no?

Basta de términos y desnudos, solo hay algo que define a la mujer, y es persona, como un niño o hombre. Ni mejor, ni peor.

Perdóname, por no pertenecer a la lucha feminista, no lo hice porque algunas partes de ella no me parecían efectivas. No significa que tenga una opinión contraria a ella, para nada, sólo sigo esperando a que no haga falta luchar y que podamos ser libres.

Ser mujer no es mejor ni peor, sólo es un ser.