Hablemos de arte: Edgar Degas

8:56 Carla García 0 Comments


¡Hola a todos!

Después de en la entrada anterior ofreceros a un artista contemporáneo y bastante innovador, os traigo un artista mucho más antiguo y bastante innovador para su época. Vamos a ver un poco de su biografía antes de entrar en su arte. 

Biografía: Edgar Degas nació en París en 1834 en una familia rica y culta. Empezó la carrera de Derecho, pero pronto la abandonó para dedicarse a la pintura.



Fue alumno de Louis Lamothe, un discípulo de Ingres. Completó su formación con visitas al Louvre y con viajes a Italia, donde estudió a los grandes maestros del Renacimiento. 
Dada su gran admiración por Ingres, comenzó pintando temas históricos como por ejemplo Las muchachas espartanas provocando a la lucha a sus compañeros
A partir de 1865, influido por el movimiento impresionista, abandonó los temas académicos para dedicarse a una temática contemporánea.
Degas prefería trabajar en su taller, no se interesó por el paisaje ni por plasmar los efectos del cambio de la luz y la atmósfera. Le interesaba representar la vida moderna, centrándose en el ser humano y especialmente en la mujer.
La preocupación por captar el movimiento con fidelidad, le llevó a obsesionarse con temas como las bailarinas o las carreras de caballos. Estudió a las bailarinas desde el punto de vista del espectador, tras el escenario, en el escenario, en los descansos y en los ensayos.
Fue un gran observador de la mujer, por eso en sus obras, no sólo aparecen mujeres vinculadas al mundo del espectáculo, sino que también las encontramos en sus quehaceres cotidianos, como es el caso de las sombrereras, de las planchadoras y de las lavanderas. De esta manera, ofrece diferentes imágenes de las clases sociales femeninas de finales del siglo XIX.
Elaboró también un conjunto de óleos y pasteles dedicados a la figura femenina desnuda. Como deseaba pintar desnudos sin alejarse de la verdad, representó a un buen número de mujeres en las situaciones más íntimas, en el momento de bañarse o de secarse. Captó las poses más insólitas, naturales e instantáneas y eliminó el deseo. No se esforzó en hacerlas seductoras, sino que las despojó de todo su atractivo sensual y erótico.
Durante la década de 1880, Degas comenzó a tener serios problemas de vista, aunque siguió pintando durante quince años más y utilizando los mismos motivos de siempre, hasta que finalmente, en 1917 muere en París.
Otra faceta destacada de su arte será la escultura, donde sigue interesándose por el movimiento, por la luz y por la atmósfera. No encontrarnos de nuevo con dos de sus temas preferidos, la movilidad de los caballos y sus queridas bailarinas.

Fuente: arteespana.com


A continuación os voy a dejar algunas de mis obras favoritas de este gran pintor y escultor. Espero que os gusten tanto como a mí:



Three Ballet Dancers, One with Dark Crimson Waist, 1899.



La tina, 1885-86. 



La clase de danza, 1874.



Recordad que hace poco publiqué en el apartado de libros uno llamado Bailando para Degas que tiene como personjaes principales a una bailarina enamorada de este pintor Degas, que os recomiendo leer.

Espero que os haya gustado.

¡Muchas gracias!




¡Un abrazote!




0 comentarios: