Love, again. Guía para volver a enamorarte

9:50 Carla García 0 Comments


Love, again.



'Erase una vez en una ciudad un tanto pequeña vivía una chica de veinte años que sufría desamor'

Sí, con la descripción anterior no es que se pudiese conocer a la persona de la que nos hablan porque es tan común que dentro de la misma ciudad pequeña quizás hubiese miles de casos más. Por eso mismo hoy os traigo esta guía titulada: Love, again.

Tu corazón y tú habéis sufrido los estragos de una ilusión que montó en erupción como un volcán cargado de lama. No tienes ganas de volver a sentir de nuevo una ilusión por miedo a que vuelva a pasar lo mismo y acabes haciéndote mejor amiga de comer helados de chocolate con cuchara grande mientras ves una película de amor y lloras pensando '¿Por qué a mí no?'. Esa etapa aunque no tengas ganas de pasarla es necesaria para volver a empezar una nueva. Puede que haya personas que tardan meses en superar ese dolor de una persona amada que no forma parte de nuestra vida, otras años, otras días y quizás segundos. Solo depende de la unión que tengas hacia esa persona, el amor, y como sea tu carácter. Pero tardes lo que tardes puedes hacerlo y lo harás. No requiere un gran esfuerzo enamorarse, simplemente es el azar quien lo crea y las dos personas lo alimentan.


Primera etapa: Hablemos de la primera etapa de nuestra guía, el desamor. Antes de volver a enamorarte o a querer a alguien tienes que pasar por la desesperación de echar de menos, de que te falta de alguien y las pocas ganas de volver a sentir ese calor por dentro que te llena de alegría al tener a esa persona a tu lado. Es una etapa muy dura y que crea diferentes trastornos psicológicos muchas veces como depresión o ansiedad. Es normal que te cueste salir de ella pues te sumes en ella de una manera que no ves el fin. Solo tiempo, las distracciones y varias variables más harán que la superes.

Yo, como recomendación personal borraría a esa persona de toda red social posible y en casos extremos hasta borraría su número de teléfono para no tener tentaciones de llamar o hablar. Intentaría no coincidir con esa persona lo menos que pudiera y haría mi vida sin basarme en venganza, o hacerle daño si me lo ha hecho a mí. Vivir sin rencor y pasar esa etapa sin rencor- aunque es normal tener algún tipo de rencor- es lo más sano. Intentaría distraerme lo más que pueda y hablaría de ello con mis seres queridos y amigos. Desahogarte y hablar de lo que sientes aunque te parezca que estás loco/a te ayudará a que se vaya volviendo real y natural. Y lloraría, día y noche, hasta que no tuviera más lágrimas y dolor que sacar. 


Segunda etapa: Después de la primera etapa viene la aceptación, que empieza en ese momento en el cual el dolor del desamor empieza a apagarse y te das cuenta de que esa persona no va a volver y que es mejor que lo aceptes y sigas tu vida. Esta etapa es complicada llegar a ella pero en el momento en el que se atraviesa empieza la fase de sanación del corazón.

Para esta etapa yo te recomendaría si te ves fuerte hablaría con la otra persona para ver como le va (Solo en el caso de que la relación terminase bien y tuvieses esa inquietud de no saber de él o ella) También te recomendaría no mantener tus puertas cerradas al amor o atracción, y no buscar, pero quizás no ser borde, huir ni nada esconderte de que algo puede surgir con otra persona. 


Tercera etapa: Esta etapa para mí es muy importante, quizás los profesionales en la psicología o campos similares no la consideren en sí como una etapa pero para mí en el momento de pasar por ese tránsito si lo fue. El perdón. Después de la aceptación creo que viene ligado el perdón a todo lo malo que haya pasado entre vosotros pues para olvidar y dejar ir es muy importante perdonar sino el rencor seguirá ahí hasta que no pases por esta etapa.

Aquí te recomendaría no a lo nostálgico y si a lo nuevo. Porque vivir nuevas aventuras y vivencias da ganas de vivir y eso te lleva a sentir cosas positivas que es lo que te hace falta. Tranquilo/a ya estás en fase de recuperación, no queda mucho.


Cuarta etapa: La soltería. Sí, hasta el momento de que aceptaste que se había acabado y has perdonado todo el dolor y el daño sufrido no empieza esta etapa ¿Y por qué? Porque tú no vives como un soltero/a ni piensas como el, sino que vives aún por otra persona y no estás para tener una nueva en tu vida porque no acabará bien.

Para esta etapa yo no te recomendaría tener prisa por encontrar a alguien y salir de ella, una época soltero/a y sin ataduras después de una relación larga y un desamor doloroso ayudan a recuperar esa autoestima destruida para volver a remar en el río de las relaciones. 



Quinta y última etapa: El azar ¿Por qué la he titulado así? Porque para mí uno no se enamora con esfuerzo (Si te esfuerzas por conocer y haces sacrificios por la persona pero no se trabaja para enamorarse o querer) Por eso mismo hasta que el azar haga que ese sentimiento vaya surgiendo mediante que quedéis juntos, lo alimentéis y siempre intentéis arreglar los problemas no habrá esa sensación única de ser amado y amar. Soy de las personas que piensan que para amar hacen falta más que atracción y conocerse sino que hace falta el tiempo así que siempre sin prisa y viviendo el momento. Que el futuro y el pasado los controla el tiempo y el presente tú.




Espero que esta guía/consejos te hayan servido para algo y que tu corazón no coja la obsesión de enamorarse de nuevo sino la esperanza de vivir y sentir, que es lo que importa. No soy licenciada o graduada en psicología solo una chica más que ha pasado por esto.


0 comentarios: