Compañeros de piso ¿Si o no?

18:39 Carla García 0 Comments



¡Hola a todos!

Hoy os traigo un nuevo post para analizar otro de los temas conflictivos a la hora de irte a estudiar lejos de tu casa. El primer año la mayoría de gente suele empezar en residencias por eso de no saber cocinar comida 'decente', o porque le da miedo no saber poner la lavadora, o no arreglarse con cualquier servicio del piso y les es más fácil vivir en una residencia. Yo nunca he vivido en una y no puedo opinar pero pienso que es más sano y más educativo vivir en un piso y aprender e ir formándote en tu independencia. 

Ahora vamos a entrar en el tema del piso compartido y sobre todo en lo que más miedo y respecto da a la hora de compartir tu vida y espacio con gente que no son tu familia: LOS COMPAÑEROS DE PISO.


Para empezar a hablar sobre el tema vamos a explicar que hay diversas y sensatas razones por las que uno decide empezar a vivir con compañeros de piso:

a) Por razones económicas, por ahorrar dinero compartiendo gastos.
b) Por no sentirse solo y estar apoyado al faltar alrededor su familia.
c) Para hacer fiestas (Lo creais o no hay gente que vive junta solo por esta razón)
d) Porque no le gusta vivir solo.


Después de entender dentro de nosotros que es necesario compartir piso con alguien por algunas de las anteriores razones llega el momento de buscar piso y compañeros, un momento bastante complicado la verdad. Buscar piso es algo sencillo porque hay ofertas por todas partes ¿Cuál es el problema? Que todos al salir de Bachillerato queremos compartir piso con alguno de nuestros amigos que va a la misma ciudad o con un conocido de un conocido porque tememos a los desconocidos, y eso es un grave error. NUNCA POR NADA DEL MUNDO VIVAS CON UN BUEN AMIGO. Con un conocido de un conocido vale, o casi un conocido también, pero con un buen amigo o mejor amigo acabarás desgastando la relación porque lo vas a conocer con demasiada profundidad. Y no es lo mismo salir con tu amigo todos los días que: salir con él, comer con él, cenar con él, ver la tele con él, hacer la compra con él y compartir hasta la sobra (Porque créeme que entre todas las cosas que vais a compartir serán enfados y un desgaste de la amistad) Otra cosa que no recomiendo es no vivir con compañeros de clase porque estudiar con ellos y tenerlos en casa también es algo agobiante, porque nunca sales de la rutina de clase de esa manera. 


Llega el primer día de mudanza. Estás cansado de tanto quitar, subir, bajar y ordenar cosas. Lo único que necesitas es un espacio de sofá y relajarte sea con música o ver la película de TVE de los domingos ¿Cuál es el problema? Que ahora no estás en tu casa, no sabes bien lo que le gusta hacer a tu compañero y estás en alerta. Ese mismo día cenas con tus compañeros y piensas 'Qué maravilla haber venido a vivir con ellos', pero realmente te queda mucho que descubrir todavía. Empiezan los problemas de compartir piso. 



Llevas dos meses conviviendo con esa gente que tanto te alegrabas el primer día por tenerlos al lado pero ahora cuanto menos tiempo pases con ellos mejor. Te ponen de los nervios por muchas razones pero los principales problemas son:

a) Siempre te toca limpiar a pesar de lo que diga el calendario de tarreas.
b) Compras comida rica y te la comen sin permiso.
c) Te cogen ropa sin permiso. 
d) Deshacen tu orden. 
e) Hacen ruido cuando tienes que estudiar.
f) Traen a su novio o novia casi todos los días. 
g) Invitan gente para hacer mini- fiestas en casa aunque tú tengas que madrugar.
h) Dejan la cocina hecha un desastre.
i) Tu champú y crema hidratante empiezan a bajar sospechosamente. 
j) Quieren mandar en ti y decirte qué hacer.
k) Siempre te toca ir a ti o darle el dinero al casero o llamarlo si hay problemas porque ellos no se preocupan.
l) No se comparten gastos que se dijo que se iban a compartir.

Y como estos problemas muchos más, estás harto, cada fin de semana deseas irte a tu casa y no dejas de repetirte 'Mejor vivir solo que seguir aguantando esto'



Pero lo recuerdas, ese compañero que te está poniendo de los nervios también te calmó antes del día de aquel examen. Te trajo comida a domicilio un día que tenías hambre, te acompañó al médico y te deja ver tu programa favorito pese que a él no le gusta absolutamente nada. Sí también tiene cosas muy buenas y desechas la idea de vivir solo de nuevo y te recuerdas a ti mismo que mejor vivir con aquel pequeño descontrol que estar en la absoluta soledad.



Recomendaciones para soportar la convivencia con compañeros


  1. Sal con amigos a parte de ellos, te hará bien desconectar.
  2. No vivas con personas que sean muy amigos.
  3. NO vivas con compañeros de clase.
  4. Haced un calendario de tareas y repartidlas equitativamente. 
  5. Compartir gastos a parte de la luz, agua y wifi. Cosas tipo servilletas, productos de limpieza... Hasta podéis poner un bote de fondos comunes para ello. 
  6. Dialogar una vez al día al menos con ellos y no os encerréis en vuestra habitación.
  7. Pedir permiso para llevar gente.
  8. Haz lo que te haga sentir cómodo pero siempre respetando a tus compañeros.
  9. Si hay algo que te molesta déjaselo caer o díselo directamente pero nunca te lo calles.
  10. Si el casero os pide el dinero en efectivo intentad dárselo todos juntos para evitar reclamaciones entre vosotros. 
  11. El tema novios es mejor hablarlo, una cosa es que duerma con su novio o novia y otra que viva con vosotros sin pagar. 



No solo existe la posibilidad de vivir en una residencia o con compañeros sino que está la de vivir solo. Es poco común sobre todo por factores económicos y miedo a hacerlo. Yo la verdad he compartido piso durante mis primeros tres años al irme de casa y los dos primeros al vivir con amigos fueron complicados pero el tercero viví con desconocidos y lo fue todo bien en general. Ahora me he lanzado a vivir sola y pese a que tiene sus defectos me siento bastante realizada conmigo misma. 

Ventajas de vivir solo
  • Tú limpias y tú llevas el orden.
  • La comida está intacta.
  • Los turnos de cocinar o baño se han terminado.
  • Puedes decorar o ordenar como quieras.
  • Nadie te molesta nunca ya que solo tienes tu compañía.
  • Puedes disfrutar de tu soledad. 
  • No hay que soportar enfados, mal humor o cualquier otra cosa que no concierna a tu persona. 
  • Te aporta seguridad porque es cómo que representa que tú puedes hacer todo lo que desees si te lo propones pues... ¡Eres capaz de vivir solo!
  • Aprendes a ahorrar.
  • Nadie toca tus objetos personales.

Desventajas de vivir solo

  • Puedes sentirte solo y no tienes con quién hablar. 
  • Nadie comparte contigo películas y momentos. 
  • En la casa se respira silencio, a veces demasiado. 
  • No compartir tareas o gastos. 


Vivas solo, acompañado o en una residencia recuerda que lo importante es que esto es un camino hacia tu independencia y que estás acabando de formarte como persona, así que no lo dudes, aprovéchalo. Y sino te funciona vivir con compañeros prueba la residencia o vivir solo, y viceversa. Lo importante es tu comodidad mientras te lo puedas permitir. 

Si queréis aportar algo a la entrada podéis hacerlo en comentarios, por twitter (@UndisclosedBlog) o por correo electrónico (thesoundoftheway@gmail.com)

¡Muchas gracias!



¡Un abrazote! 

0 comentarios: