Conóceme, pero sin agobiarme

9:56 Carla García 0 Comments



Hoy en día es muy complicado molestarte en conocer a alguien sin tener información por cable diferido u opiniones de gente que quizás solo haya visto una foto de esa persona en Facebook y no le parece lo suficientemente ''guap@'' y por eso empieza a degradar a esa persona delante tuya. El exceso de información es un problema muy grande. 

Por eso, a ti, que intentas que alguien te conozca y tú conocer a esa persona, para ti es esta entrada. 


Conóceme, pero sin agobiarme.

Recuerdo que la primera vez que te vi no pensé que algo pudiera surgir entre tú y yo, fue después de un tiempo cuando nos dimos cuenta que ese 'algo' existía entre nosotros. Tú ya no estabas en una relación y yo tampoco, el destino y las ganas hicieron que nos fuésemos conociendo. Fue ahí cuando empezó el problema.

Como todas las personas temía repetir los errores del pasado, necesitaba ir despacio, conociéndote y cuando sintiera ese impulso de acercarme y no soltarte estaría preparada para dártelo todo. Pero tú tenías otro ritmo bastante diferente al mío. 

Cada día querías que sacase tiempo de otras personas para dártelo a ti. Sí, te apreciaba y te aprecio, pero a mucha más gente más y no quería dejar en segundo plano a personas que siempre habían brindado su mano para apoyarme y habían estado conmigo en las muy malas. Querías saltarte la fase de 'conocerse' para pasar al 'somos' ya casi a la semana de decidir o empujarnos a tener algo. No, no puedo hacerlo, ni podía ni puedo aunque quiera. Una relación se va construyendo y no se obliga a tenerla. Por mucho que quiera darlo todo no puedo sino me sale. 

Necesito curar y rehabilitar mi corazón, estar llena de 'todo' para dártelo. Pero no puedo hacerlo si me exiges que lo de cuando ya te he explicado que no me sale por el momento. 

Esto no es un 'no' ni un 'nunca pasará', es un 'dame tiempo y ya verás'. 

Construyamos todo desde abajo para evitar que caiga después.



0 comentarios: