El compromiso de las sagas.

8:00 Carla García 7 Comments


Sucede que cuando acabamos un libro al que previsiblemente le va a acompañar otro de similar pertinencia podemos adquirir una especie de compromiso moral con seguir esas historias. Es lo que ocurre con los libros que van por sagas.
Camilla Läckberg, autora sueca de novela negra, ha regalado a más de un lector las andanzas por las que Patrick Hëdstrom y Erica Falck pasan en la literaria y agitada Fjällbacka persiguiendo a los malos de turno. Con el domador de leones van nueve entregasDel mismo modo y bajo el mismo género, John Verdon lleva ya cinco libros en los que el detective retirado David Gurney vuelve a escena junto con Jack Hardwick a través de escenarios no precisamente tranquilos.
Estos son solo dos ejemplos de exitosas sagas de novela negra. Sin embargo, por muy buen cartel que tengan es el lector quien decide si merece la pena seguirlas o no. ¿Qué ocurriría cuando uno de nuestros autores favoritos lanza un libro que no nos gusta? ¿Dejamos de confiar o le damos otra oportunidad en el siguiente intento?
En mi caso, prefiero seguir con la saga pese a que no me haya agradado leer algún libro. Las sagas tienen un componente muy adictivo: el cronológico. Hay veces que aparecen referencias a otros casos pasados y que no comprenderíamos si no buscamos en algún rincón de la memoria eso que nos dicen. Además, es interesante ver cómo evolucionan los personajes en varios planos: profesional, familiar, ocioso, etc. Resolver casos con habilidad, tener descendencia o ver cómo se adquieren nuevas costumbres es algo tan existente como la vida, lo que dota a los escritos de bastante realismo en varios casos.
Pero el seguir fervientemente a una saga implica algo más: estar pendientes de futuros lanzamientos, vernos "obligados" a comprarlos y sacar tiempo para leerlos. Pese a ello, nada de esto es impedimento alguno. Si nos interesa algo, lo vamos a hacer (y esto, curiosamente, es tan existente como la vida también).
Si sois de haceros propósitos de año nuevo, dadle una oportunidad a una cadena de libros. En ellos vas a encontrar horas de diversión y muchos ratos que puedes compartir después.



Esta entrada pertenece a la sección de Participa en mi blog: Escribe una entrada.

Información del blogger/escritor:

Nombre: Alberto
Webhttp://caminosdeloslibros.blogspot.com
Twitter: https://twitter.com/Alberto_lfi

Muchas gracias por haber participado y abrirnos al mundo de esta gran autora, yo la llevo siguiendo varios años y es espectacular, la verdad. 

Ya sabéis si queréis más posts como estos entrad en su blog y animaos. 

Si queréis participar en esta sección del blog, leed el siguiente Enlace donde tenéis toda la información. 

¡Muchas gracias!





¡Un abrazote!

7 comentarios:

  1. Me ha encantado la entrada, primero por el título y las primeras líneas (cuánta razón), segundo porque has citado a Camilla *-*, tercero hablas del género de mi adolescencia, el de la novela negra, y, en resumen, porque tienes mucha razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me ha gustado mucho, dale las gracias a Alberto que fue quien la escribió. Igualmente, muchas gracias por comentar.
      Un besoo!

      Eliminar
    2. Me alegro de que haya gustado, Patricia :D. Yo descubrí a esta autora cuando terminé la carrera y quise hacer algo que no había podido hacer en mucho tiempo: leer por placer. Encontré esta saga y, a grandes rasgos, no ha decepcionado.

      ¡Gracias por leerla! ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Este texto me suena de... ¡mi aportación!, jeje. Mucho gusto en haber contribuido a dejar un poco de lo que escribo en tu sitio; me ha agradado este poder ver eso ahí reflejado :).

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Según la historia, si me gusta, realmente estoy deseosa de que hayan muchas más historias. Pero, si no me gusta, termino comprandolos por el simple hecho de que no me gusta dejar una historia a medias (aunque tiene que ser muy malo para que decida no comprarlo)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que me pasa a mí también. Es como si la historia quedara inacabada y quisiera seguir leyéndola. La tentación de las sagas, jeje.

      ¡Saludos! :)

      Eliminar