Vengo a hablar con vosotros

8:54 Carla García 8 Comments



¡Hola a todos!

Hace tiempo que no me paso por aquí, y como ya os he explicado el motivo principal es que es época de estudios para los tan temidos exámenes de junio y mayo, y quiero concentrarme, y, por ende, el otro motivo es que no dispongo de la creatividad necesaria para hacer post que yo considere que merezcan ser publicados. Dada esta explicación hoy quería hablar con vosotros de tú a tú.

A mí, aquí, me conocéis por palabras o quizás creo que una foto que habéis visto de mí, no sabéis la persona que hay detrás, yo hoy no vengo a vender, solo quiero contar algo que pueda servir de referente o ayuda a alguien. Tengo 22 años, y en esos años como ya he comentado alguna vez he tenido periodos de depresión y ansiedad, como casi todo el mundo, es algo más que común, y he necesitado ayuda, ahora mismo, gracias a dios, estoy bastante bien pese el agobio pre exámenes que es más que común. Hoy quería contaros cuál ha sido mi fallo y la principal razón de que llegase a esos periodos. 

Creo que sabéis que soy una persona pasional y sensible, pero pese a eso (Me voy a echar flores aunque disto bastante de ser creída o egocéntrica aunque lo parezca) soy bastante fuerte y tengo un poder de resiliencia bastante bueno, hasta que una de las veces me costó, me costó superar un dolor que no admití y fue ahí cuando más caí. Ese hecho fue uno de los grandes agravantes de caer en ataques de ansiedad continuos, pero en realidad lo que me venía de antes era un problema mucho mayor del que nunca me había percatado. 

El problema principal residía en  que siempre he empatizado en demasía con la gente mi alrededor, soy la típica que llora leyendo una noticia de muertes y demás, y todos los problemas ajenos los hacía míos. Si una amiga lloraba porque su novio la había dejado, yo, a escondidas siempre y guardándolo para mí, lloraba en mi casa por el sufrimiento de esa amiga, y así con todo. Hasta que llegó el momento que en lugar de preocuparme por mí ponía por delante a todo el mundo. Y os preguntaréis porque os cuento todo esto hoy, simplemente os acordaréis del post que anunciaba que me iba el verano que había tenido dudas y demás, al final no me voy por problemas personales, y, por una vez me he puesto a mí de primera. 

Hace ya meses que aprendí que los problemas ajenos, aunque fuesen de gente cercana no eran míos, y he puesto en práctica un poco el egoísmo, puedo escuchar, aconsejar, pero ya no sufro tanto los problemas de los demás, lo que me ha ayudado bastante, y no sabéis cuanto. Hoy por hoy, no me deshago por todo el mundo porque aprendí a base de dolor lo que era hacerlo todo y no recibir nada, de mi ex pareja, de amigos que ya no lo son y demás. También había gente que daba claramente, pero yo sufría y me esforzaba siempre por personas que no lo merecían.

Por eso hoy quiero hablar con vosotros y deciros que no sois egoístas, PRIMERO ESTÁIS VOSOTROS, no poder ayudar a alguien no significa ser mala persona, solo que a lo mejor prestando esa ayuda te dañas a ti mismo, y lo siento, pero la única persona que va a convivir toda la vida contigo eres tú, así que cuídate. No hay problema en ayudar, ninguno, pero no a costa de nosotros mismos.

Esto era lo que quería hablar con vosotros, espero que os haya gustado la charla.

Volveré pronto, prometido.

¡Muchas gracia!








¡Un abrazote!

8 comentarios:

  1. Me parece muy correcto que te pongas tu en primer lugar. Es difícil que alguien vaya a mirar por ti más que tú, aunque no significa que no haya nadie que se preocupe por ti. Bastante tiempo has estado cumpliendo con los demás de esa forma tan asombrosa para lo mal que lo has pasado y lo poco que seguro que has recibido a cambio. Ahora te toca darte esa prioridad que mereces. Hazlo sin tapujo alguno y establece tus propias preferencias.

    No pasa nada por no irte este verano por ahí. Nadie puede estar siempre al 100% de ánimo para emprender un proyecto. Me creo esa alta resiliencia que tienes, porque quien sale de una racha emocional cruda y se expresa con esta naturalidad solo sabe derrochar fuerza y ser exigente para mejorarse. Aun así, no somos máquinas y eso hay que comprenderlo desde el minuto 1. Tus problemas personales o proyectos truncados no te van a hacer menos que nadie. Jamás.

    Y ahora, a seguir preparando esos exámenes. ¡¡Ánimo y no te agobies, que puedes hacerlo muy bien y ganas no te faltan :D!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de no agobiarme no lo prometo porque bueno, todos lo hacemos un poco. Y si en cuanto me he vuelto un poco egoísta y he mirado por mí he empezado a ser feliz, y eso es lo que cuenta, ser lo más feliz que puedas lidiando con todo jajaja.

      ¡Muchas gracias de nuevo, Alberto!

      Eliminar
  2. Desde luego,di que si,mira por ti primero y lo demás ya vendrá,yo estoy igual mirando por mi misma de una puñetera vez que ya es hora :) ¡Animo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, cada uno con nuestra felicidad, que es lo que importa y vale ¡Muchas gracias!

      Eliminar
  3. Me encantan este tipo de entradas que son tipo consejos/motivación y a la vez muy personales. Son de las que yo a veces hago en el blog impulsada por la misma razón que a ti te ha llevado escribirla, y es el querernos a nosotros mismos. Mucho ánimo guapa, y di que sí, hay que ser más egoísta y querernos más! Un besote, nos leemos!! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, sigo tu blog y la verdad es que hay veces que nuestras propias experiencias pueden enseñar mucho a los demás y mira, ayudar nunca está nada mal.

      ¡Muchas gracias, Lydia!

      Eliminar
  4. ¡Genial! Creo que nos llevaríamos genial porque me siento súper identificada con este post tuyo, de hecho tengo uno muy parecido en mi blog, en él hablo de que no debemos escondernos, debemos poder sentirnos libres de ser quienes somos sin miedo a lo que piensen, que lo primero somos nosotros. Este es el enlace a él por si quieres echarle un vistazo: http://unlearning2love.weebly.com/blog/de-vuelta
    Creo que estás haciendo el mismo proceso que yo y es estupendo, encontrarse a uno mismo, aprender a quererse...me alegro mucho por ti, de verdad, porque es algo que por experiencia sé que es muy difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho encontrar a alguien que entiende a la perfección el proceso, es complicado pero necesario, para vivir hay que sufrir y luchar, sino no se llamaría vida.

      Ahora mismo me paso, y muchas gracias.

      Eliminar