La euforia de un trabajo reconocido

8:00 Carla García 2 Comments



Este post pertenece a una nueva colaboración titulada “Vida” en dónde los participantes, con el tema que ellos eligieran, hacen un canto a la vida. Para empezar bien la primavera y subir el ánimo. Muchas gracias a todos los participantes y a los que lo estáis leyendo también.


La euforia de un trabajo reconocido.

Cuánto trabajo cuesta luchar por algo que queremos conseguir! ¡Qué de momentos dejamos de vivir por seguir luchando! Cuántas veces nos dice un amigo “oye, ¿te vienes al cine?” y tenemos que decir que no con todo el dolor de nuestro corazón porque debemos seguir haciendo todo lo posible por lo que queremos conseguir.
En mi caso, normalmente esto es debido a los estudios, pero no quiero referirme sólo a eso porque hay miles de causas más que pueden ser parecidas. Y probablemente muchas personas se encuentren en esta situación.

Cuántas veces hemos estado animados para seguir trabajando en ello, con todas las pilas puestas y alguien nos ha dicho que perdemos el tiempo. Cuántas veces hemos estado a punto de tirar la toalla porque hemos visto que no merece tanto la pena. Pero eso solo ha durado un minuto -o dos, o como mucho un día- porque en el fondo sabemos que siempre es bueno luchar por lo que nos hace o nos hará felices en algún momento, por muy lejos que parezca que esté, o por mucho tiempo que parezca que perdemos.

Y cuando llega el momento final, cuando lo hemos dado todo por lo que queremos y al final resulta que lo hemos conseguido. Entonces, ¿qué? No hay mayor satisfacción personal que conseguir algo por mérito propio y echar la vista hacia atrás y ver que hemos podido. Hemos podido y además con un éxito para hacer una party hard.



Una vez que lo hemos conseguido podemos pensar sin problemas: ahora me voy a proponer mi siguiente propósito y ¡lo voy a conseguir también! Y así podemos conseguir todo, todo lo que queramos, aunque hasta ese momento hayamos tenido momentos de decadencia y de rendición.

Desde aquí quiero animaros a que sigáis con todos vuestros propósitos porque al final seguro que merece la pena. Si os hace feliz, aunque sea un momento, merece la pena. No perdáis la esperanza y las ganas de matar a cualquiera que se ponga delante -tampoco os lo toméis literal-. Luchad, seguid, conquistad, estudiad, salid a delante y venced todo lo que podáis -y también lo que creéis que no podéis-. ¡Ánimo y a por todas! 




Por Carla Pinto de Mi dulce estantería



¡Muchas gracias y no dudéis en comentar para que Carla o yo podamos responder a lo que sea!



¡Un abrazote!

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a ti por tu trabajo y por siempre participar, eres demasiado genial <3

      Eliminar