Autorretrato

6:57 Carla García 0 Comments



¡Hola!

No nos conocemos, o quizás sí, en otra vida lo hicimos; necesito explicarte lo que alberga mi interior. Cierto tiempo atrás creía que ocupaba un lugar en el mundo, tenía un quehacer y por eso estaba en el. No porque me creyera importante ni resaltable, sino porque pensaba que cada persona tenía una misión. 

Hoy por hoy ya no lo pienso. Vivo por sacudidas de emociones, que a veces me dejan en el cielo y otros en el infierno más profundo; pero el camino es tremendamente rico. Me lanzo a las experiencias como si fuesen droga y yo una vulgar adicta. Creo en las corrientes de energía y en la luna. Y quizás por eso sea una soñadora, como bien dijo John Lennon "I'm a dreamer but I'm not the only one"

Me siento muy conectada con mi mini yo, esa niña que corría y jugaba por las calles a matar meigas aunque fuese ella sola, la que se creía una heroína. Admito que todavía vive en mí la que se veía como una verdadera valiente. 

Pero también estoy atada, soy un muro de contención y de lamentos. Escucho y callo demasiado. Y eso acaba pasándome partida en épocas que me tengo que alejar de la gente porque no puedo prestar atención a sus intereses, hay semanas que me vuelvo egoísta para poder sobrevivir el resto del año. 

Mi mente parece una autopista por la que circulan coches a toda velocidad. Atosigada y llena de tráfico. 

Mi cuerpo no es bonito, al menos para lo que vienen siendo los estándares de belleza actuales, pero no me importa, porque considero que estoy a gusto conmigo misma, y, ahora mismo no hablo del físico, sino de mi verdadero patrimonio, mi persona. 

La timidez es uno de mis grandes rasgos, sólo pocas personas conocen mi parte extrovertida.

Siento que dentro de mí siempre hay emociones positivas por muchos malos días y momentos que se crucen en el camino, y aunque vivo todo exageradamente en todos los aspectos; puedo notar que estoy viva, y no todo el mundo puede decir eso. 

Y este es mi humilde autorretrato, ¿Y el tuyo?

0 comentarios: