El envoltorio que quiere ser sustancia

14:06 Carla García 2 Comments



Vivimos en el mundo de la imagen, en el cuál las personas han dejado de valer como sustancia y ahora lo importante está en el envoltorio. Lo he dicho demasiadas veces, pero hoy quiero lanzar un mensaje. 

Los que llevéis tiempo leyendo mis idas de olla por aquí, sabréis que me gusta la concienciación. Eso no significa que quiera concienciar a nadie, habría veces que me gustaría hacerlo pero nadie manda en la mente de alguien. 

Todo este relato que vais a ver a continuación creo que no va a ser agradable ni va a ser un "¡Hey tú, levántate!". Va a ser la realidad como es, a veces dura y otras emocionante. Para esto voy a concentrarme en el mundo de la imagen...

Quiero hablar ahora de los problemas que acarrea ser sólo imagen sin esencia. Como todo ser normal, hoy en día, nos pasamos horas y horas en las redes sociales. Vemos selfies, bikinis, músculos, morenos, caras, maquillaje, ojos bonitos, fotos de viajes, etc. Pero en el momento que alguien pone algo importante o habla de una enfermedad que tuvo escuchamos lo de "Ay, yo es que esas cosas importantes no las pongo en facebook". Yo no defiendo lo de contar tu vida por ninguna red social, en absoluto, pero no entiendo por qué hay que venderse en ellas como si fueras un jamón, para que todo el mundo te diga lo guapa o guapo que eres, el buen cuerpo que tienes, etc... ¿Por qué es eso tan importante?

Yo soy fotógrafa, especializada en paisajes, me gustan las fotografías, y mucho. Y pese a eso no tengo ninguna foto mía decente, y lo digo muy en serio. Cada vez que subo una foto a una red social siempre pienso... ¿Pero por qué querrían ver mi cara? Y la mayoría de las veces la acabo borrando porque mi segundo pensamiento es ¿Por qué necesito yo subir esta foto? y la reflexión general sería ¿Por qué lo necesitamos todos? Esa aprobación absurda que no rellena para nada una vida, porque no hay nada como el cariño de toque, el de la colleja y si eso un abrazo pequeño.

Este mundo de la imagen está trayendo bastantes problemas. Los jóvenes no saben comunicarse, ni siquiera leen porque ya están acostumbrados a una frase con una foto grande, y todo lo que quieren decirse entre ellos pasa el filtro de whatsapp, ¿Dónde quedan aquellos días de ir a timbrar a por tu amigo? ¿O los de darse toques para responder si o no al que tenía la promoción de los mensajes?

Estamos perdiendo la emoción porque parece estar todo predicho y predispuesto. 

Pero ese no es el tema más serio a tratar hoy, sino que considero que lo único peor que la poca comunicación entre los seres humanos actual es las enfermedades que acarrea el mundo de la imagen. Sino cumples los estereotipos, que creo que actualmente siguen siendo 90-60-90 con la inclusión de las modelos de tallas grandes también. Bien, si estás en el medio de una 90-60-90 y una modelo de tallas grandes ya no deberías de pertenecer a este mundo. Y lo peor es que es así. 

A diario batallo con la frase "Deberías de adelgazar o ponerte a dieta". Pero a mí no me apetece comentarle a la gente que tengo un trastorno crónico de la tiroides, llamado hipotiroidismo, que por mucho que me ponga a dieta voy a engordar hasta que se regule dicho trastorno. Y que ya sufro bastante yo, que casi caigo en una enfermedad alimenticia por escuchar día sí y día también esa frase. Pero como el mundo y su opinión popular desde hace años no tiene el mismo efecto en mí, pues me da igual y cada vez que escucho la frase asiento y le doy la razón y sigo mi vida.

Lo mismo que me pasa a mí le pasa a las demás personas de este mundo, porque sino estás esquelético, estás gordo. Y nadie puede entender que existen cuerpos que sin trastornos ni enfermedades son así, genéticamente delgados por mucho que coman o gordos comiendo lo normal, ¿Y cuál es el problema? ¿Por qué tenemos que ser todas modelos de Victoria Secret o ellos los más fitness del gym?, ¿De verdad que no se dan cuenta que está generando todo esto?

Está generando más anorexia y bulimia. Sí, esas enfermedades que existe mucha gente que dice que son provocadas y considero que para nada es así. Chicas y algún chico vomitando después de darse atracones, o que directamente no comen. Todo por escuchar opiniones populares que no saben el tipo de daño que pueden causar a la persona que se lo están diciendo, o, que simplemente no son conocedoras de la fortaleza emocional del momento de la susodicha persona. 

Por favor, parad ya, de clasificar según culo o tetas, o bíceps y abdominales. De ver mejor a la de ojos azules que a la que tiene raíces gitanas. Dejad de ver el mundo por la vista y empezad a utilizar el oído para escuchar a las personas. 

Ahora mismo yo tengo un envoltorio bastante feo y considero que hay algo de sustancia dentro de mí, por eso, os lo dice la duff (designed ugly fat friend, lo que en español sería la amiga fea y gorda con la que los salidos van a hablar para conseguir ligarse a sus otras amigas) que me siento más rica por lo que tengo dentro que por lo que hay afuera. Y todos vosotros, llenaros de vida y no de opiniones de los demás, porque la gente tan pronto te halaga como te insulta dependiendo de su humor. 

¡Sois grandes!




2 comentarios:

  1. Ufff, me suena a haber participado de extra involuntario en un pequeño capítulo de todo esto y quiero decir sólo una cosa al respecto: si me entendiste mal, lo siento, simplemente quería hacerte partícipe de lo que dice una buena amiga del otro lado del charco, a oalabras necias, traje de foca, para que resbale todo, es decir ni p... caso.

    Para empezar tienes que tener claro una cosa, todo el mundo tenemos nuestros complejos ya sea la altura, el peso, una cicatriz, una berruga, la caida del pelo, la inteligencia, el olor o simplemente la inseguridad con cualquiera de esas cosas. A mi me da pena que cualquiera de esas personas que van de perfectos, se han tirado tres horas en casa para salir así y se tiran todo el día en el gimnasio, a dietas o a tonterias vanas que ha creado el mundo moderno, aquel que te "exige" ser así.
    Y pongo el exige en entrecomillado, porque por desgracia la gente se fija en eso y demanda eso y muchas personas salen a la calle para gustar a los demás y no para sentirse agusto, que es como deberiamos ser... quien te quiera que te aprecie por como eres, y no por como aparentas, porque el físico no es eterno al igual que no lo es la juventud.
    Pero tampoco te pienses que esa gente termina siendo más feliz que tú, yo, o cualquier persona random de la calle, hay algunos que nunca sabrán que es estar enamorados y otros que se sentirán como un trofeo que después de ser conseguido, ya pierde interés, asi que tampoco debemos tener envidia por gente así.
    Así que como la cosa parece de consejos heredados, te voy a decir otro para ser feliz con alguien, primero tienes que ser feliz contigo mismo y valorarte tanto o más de lo que pueda ver la otra persona, de esa manera es cuando lo conseguirás... Y esas cosas, como todo en esta vida, no te las dará tu físico, sino tu mentalidad, cuánto más creas en poder conseguir algo, más cerca estarás de conseguirlo, porque quejándote de ello no lo harás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Raude! No te preocupes, yo rara vez me tomo ningún comentario como personal o negativamente. Hice este post porque vi un vídeo de youtube de una chica que confesaba ser bulímica, es este https://www.youtube.com/watch?v=nG79F4oDEbk y por eso, ante la rabia de lo que llega a provocar la gente escribí esto.
      Gracias por los consejos y creéme, hace tiempo que la opinión popular no hace mella en mí.

      ¡Muchisisisisisisisisisisiimas gracias!

      Eliminar