Atardecer

12:24 Carla García 1 Comments



Los atardeceres para mí siempre guardaron un gran significado. Y creo, que en el mundo, existen dos tipos de personas: de amaneceres o atardeceres. Como ya he dicho, soy de los segundos, de los que al llegar ese momento de desconexión, en cualquier parte del mundo, pararía lo que estuviese haciendo para ver el sol bajar y desaparecer.

No sé explicar con claridad mi fijación por ellos, solo sé que me embriaga un sentimiento de profundidad y sinceridad, como si fuera la hora de la verdad del día, donde estando con quién estés tuvieses que confesar tus pensamientos. 

Tal vez sea una persona "profunda", y no me importa ese apelativo, me gusta sentir, y por ello, cuando veo esa luz naranja, roja o el color que ese día decida, siento que el día se acaba, que puedo descansar hasta el próximo y que la compañía o la soledad que me rodea, me ayuda a estar tranquila. 

En el fondo pienso que cuando decidí estudiar fotografía fue por capturar atardeceres. Es fácil, relativamente, que salga bonito en una foto ese momento del día, es que en sí ya es bonito, pero no es tan sencillo hacer que cobre vida, que una planta sea acariciada por el sol en la fotografía, o las personas se queden pequeñas y sombras a su lado, o, que simplemente, se represente lo que es, el final de un día.

Si tuviera que tomar una decisión importante lo haría en frente de un atardecer, si puede ser con mar cerca, o hierba. En ciudad también me valdría pero el mar, el mar me hace respirar. 

Esta fotografía que está a continuación, no es una buena fotografía técnicamente, reconozco todos sus defectos. Pertenece a un día que decidí que camino tomar como profesión, y en ella está albergada un gran recuerdo, así que por eso he decidido mostraros este atardecer.




¿Y tú?, ¿Eres de atardecer o amanecer?

1 comentario: